Skip to content

Cordoba, Ver.

5 noviembre, 2009

Choca Triángulo Rojo contra dos camiones

En el autobús viajaban 20 pasajeros, de los cuales al menos tres tuvieron que ser atendidos por la Cruz Roja, entre ellos una mujer embarazada y un bebé

Antonio Osorio /El Mundo de Córdoba
México  03 de octubre,  2009

El autobús quedó destrozado del frente, con varios de sus pasajeros heridos y golpeados. 

El Mundo de Córdoba  

Yanga.- Al menos 3 heridos y daños materiales por más de $200 mil dejó un accidente la tarde de ayer, en el kilómetro 20 de la carretera federal Córdoba- Veracruz, a la altura del poblado Los Mangos, perteneciente al municipio de Yanga, donde un autobús chocó por alcance con un camión y lo proyectó contra otro estacionado, causando este último daños a una camioneta y a una vivienda.

Debido a la intensidad del impacto, el autobús quedó destrozado del frente, con varios de sus pasajeros heridos y golpeados, en tanto en la vivienda, una joven que observaba la televisión en la sala, corrió asustada a ponerse a salvo, al ver que los camiones de carga se iban sobre el inmueble. Tras el percance, testigos alertaron a las corporaciones de emergencia, arribando al sitio policías municipales de Yanga, Bomberos y Comisión Nacional de Emergencias de Cuitláhuac y paramédicos de la Cruz Roja, quienes valoraron a los lesionados, pero por fortuna no fue necesario su traslado al hospital.

Datos consultados establecen que el accidente se registró aproximadamente a las 16:00 horas de ayer, cuando de Córdoba hacia el puerto de Veracruz, se dirigía un autobús marca Eurocar, placas 007-HU7 del Servicio Público Federal, número económico 91 de la línea Autotransportes de Córdoba, S.C.L.

“Triángulo Rojo”, el cual llevaba aproximadamente 20 pasajeros y era conducido por Andrés Jiménez Parra, de 43 años y con domicilio en Ixtaczoquitlán. Sin embargo, a la altura del kilómetro 20 de la referida carretera, en una recta del lugar denominado Los Mangos, la unidad de pasaje se estrelló por alcance con la parte trasera de un camión cañero, que iba vacío, proyectándolo contra otro que se hallaba estacionado en el patio de una casa, y que consecuentemente fue lanzado contra una camioneta y la fachada de la vivienda, El camión contra el cual inicialmente chocó el autobús es marca Internacional, tipo “chata”, color blanco, placas XG- 94183, que era guiado por José Luis Martínez Mata, de 34 años y con domicilio en Palmillas, misma unidad que a su vez también choco con la parte trasera de un camión Dodge, azul marino, placas XH-17426, y este a su vez chocó con una camioneta Van, marca GMC-Safari, placas YEE-3111, ambos propiedad del mecánico Felipe Ramírez Villagómez, de 38 años.

Asimismo, por la fuerza de la colisión, el camión azul impactó a una vivienda de concreto, también propiedad del mismo afectado, derribando uno de los pilares y dañando una de las paredes de la sala, donde se hallaba mirando la televisión, la joven Eunice Ramírez Niño, de 17 años, quien al ver lo ocurrido salió corriendo hacia la parte trasera de la casa. “Yo estaba sola, porque mi mamá se había ido a la iglesia, estaba viendo la tele y luego salí corriendo, y cuando regresé vi que se había caído el pilar y la pared tenía ese hoyo”.

Su madre, Camerina Niño Solís, de 37 años, corroboró la versión de la estudiante y aseguró que “mi hija dice que oyó un retumbido y sintió que se iba a caer la casa”. Mientras tanto, el autobús quedó con los pasajeros golpeados y algunos levemente heridos, e incluso uno de los afectados, intentó agredir al chofer con un pequeño bate, ya que su esposa y su bebé, estuvieron a punto de salir proyectados por el parabrisas, debido a que viajaban en los asientos de adelante.

Personas que presenciaron los hechos alertaron a las corporaciones de emergencia, arribando al sitio policías municipales de Yanga, al mando del comandante Jesús Moreno Téllez; Bomberos de Cuitláhuac, encabezados por Antonio Cambambia; personal de Comisión Nacional de Emergencias, delegación Cuitláhuac, dirigidos por el comandante Alfredo Rodríguez Gutiérrez y el paramédico Omar Reyes.

Paramédicos de la Cruz Roja, valoraron al conductor del autobús, así como a una mujer embarazada, de nombre Virginia Merino Marín, de 38 años, quien viajaba de San Felipe Hueyotlipan, Puebla, a Paso del Toro. El resto de los pasajeros afectados, decidieron retirarse por sus propios medios.

En el lugar de los hechos, las pasajeras Mónica Monserrath González Alejo y Gabriela Silverio, de 22 y 19 años, ambas de Cuitláhuac, acusaron al chofer del autobús de manejar a velocidad inmoderada y no haberse percatado cuando el chofer del camión blanco se detuvo, haciendo señales con las luces intermitentes, para ingresar al patio de la vivienda.

Asimismo, un empleado del gobierno federal, que manejaba su vehículo atrás del autobús, desmintió a las jóvenes y mencionó que “el camión de carga no prendió ningunas luces, y le quiso ganar al camión de pasaje, pero cuando se le atravesó, ya el autobús no pudo pararse, por eso tiene el golpe en el lado derecho”. Estas afirmaciones, los testigos las hicieron ante el inspector de la Policía Federal, división Caminos, Rafael López, quien a bordo de la unidad 13026 se presentó al lugar para conocer del percance, ordenando el traslado de los vehículos al corralón, para el deslinde de responsabilidades.

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: